Mi foto
Nombre:
Lugar: PAMPLONA, NAVARRA, Spain

Dirección de la Consulta: C/ Monasterio de Iratxe 41-1º C 31011 PAMPLONA (Tfno: 948 22 10 44)

lunes, 29 de junio de 2009

De vuelta en casa... (otra vez)


¿Cómo explicar con palabras lo que se siente interpretando ese portento de obra de arte musical, como es la Misa de Réquiem, de Giuseppe Verdi? Verdi era un artista que conocía a la perfección la capacidad de emitir sonido de los cantantes, y todo ello adornarlo con un atmósfera orquestal 'ad hoc'.

Autor de gran exigencia vocal, distribuye las diversas partes de la obra de tal modo que para el cantante (por lo menos dentro del coro, donde yo estaba incorporado) no sólo es llevadero sino que te transporta... El maestro Posada construyó una versión muy particular en 'tempos' a lo que habitualmente había interpretado yo en otras ocasiones, con otros maestros, pero fue interesante y sentida...

En fin, misión cumplida, de nuevo. Menuda temporadita de ajetreo musical que llevo... Y mañana mismo, paso página y, tras una jornada laboral de mañana y tarde, me dejaré inundar por el rítmico Carl Orff con sus "Carmina Burana", compromiso musical que vamos a sacar adelante, junto a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y el maestro Posada, con un montaje escénico dirigido por la "Fura dels Baus", para abrir la "Quincena Musical" de San Sebastián. Pero no vamos a adelantar acontecimientos... Todo se andará...

Salud para ti y los tuyos.

Etiquetas: , , , ,

8 comentarios:

Blogger Jordi Gascon ha dicho...

Holas Silvano

Fui una temporada a clases de canto, me impresiono la primera vez que me salio la voz. Te felicito por tu dedicacion a esta actividad que por lo poquito que la vivi, se que es muy gratificante para el que la ejercita y el que escucha.

Un abrazo
Jordi gascon

29 de junio de 2009, 0:50  
Blogger Adrisol ha dicho...

que maravilla!!!!!!!

felicitaciones, amigo!!!
se nota que amas lo que haces!!!

un fuerte abrazo.
buena semana

29 de junio de 2009, 4:41  
Blogger Enrique Parra ha dicho...

Pues bienvenido seas!! Como en casa en ningún sitio.

Me encanta la obra de Giuseppe Verdi, entiendo que no hay palabras suficientes para describir lo que sentiste en ese momento...

Saludos y salud!!

29 de junio de 2009, 8:49  
Blogger Menda ha dicho...

Muchas gracias por la visita, Sr. Silvano. Siempre es un placer ser leída.

(Yo mejor no canto, que llueve, jajajaja)

29 de junio de 2009, 9:21  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Jordi! Tienes toda la razón en lo gratificante que es cuando das los frutos (después de años de preparación y cierto sufrimiento...).

Aunque no todas las personas tengamos una técnica vocal de lujo (je-je, ¡¡baja, Modesto, y llévatelo...!!), no hay que privarse de cantar, tararear, emitir sonidos..., en cualquier ocasión. Disfruta del placer que puedas tener en cada momento.

Salud para ti y los tuyos.

29 de junio de 2009, 14:22  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Adriana! Pues sí, la música la vivo con apasionamiento como intérprete. Es un gran placer que uno mismo se da, a la vez que permites que los de afuera puedan disfrutar (si afinas en condiciones...).

Salud para ti y los tuyos.

29 de junio de 2009, 14:24  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Enrique! Gracias por tu recibimiento.

Coincido contigo en que Verdi no tiene desperdicio en sus composiciones. Me ha tocado participar en montajes operísticos (Rigoletto, Traviata) y en unos cuantos Réquiem a lo largo de mi 'carrera' como cantante (como personaje coprimario y como partícipe de masa coral, respectivamente) y cada vez tengo sensaciones parecidas...

Salud para ti y los tuyos.

29 de junio de 2009, 14:28  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Menda! Ese Sr. no sé qué me produce al leerlo... Lo primero, me suena raro; lo siguiente, distancia...

No dicen que si las sequías, el cambio climático, la desertización... Pues nada, chica, tú a cantar. Atrévete.

Salud para ti y los tuyos.

29 de junio de 2009, 14:31  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal