Mi foto
Nombre:
Lugar: PAMPLONA, NAVARRA, Spain

Dirección de la Consulta: C/ Monasterio de Iratxe 41-1º C 31011 PAMPLONA (Tfno: 948 22 10 44)

martes, 10 de noviembre de 2009

Piratas en el Siglo XXI


Mi amiga Rebeca me acaba de enviar (gracias, Rebeca) un artículo escrito por Joaquim Sempere, Profesor de Teoría Sociológica y Sociología Medioambiental de la Universidad de Barcelona, refiriéndose al fenómeno de la "piratería" que nos está reportando páginas y páginas de periódico en la prensa española últimamente, en relación con el secuestro del atunero "Alakrán". A mí, por lo menos, me ha abierto una perspectiva nueva a la hora de plantearme el conflicto.

*********

"En 1991 se hundió el orden político de Somalia, país que sucumbió a una guerra civil empeorada por la intervención estadounidense. El colapso político dejó la sociedad somalí sin defensas, situación que fue aprovechada por navíos procedentes de Europa, Estados Unidos, China y otros países para verter en sus aguas grandes cantidades de residuos tóxicos y radioactivos. El abuso se hizo visible cuando, en 2005, un tsunami depositó en las playas y costas somalíes bidones corroídos y otras muestras de estos residuos. Según el enviado de las Naciones Unidas en Somalia Ahmadou Ould-Abdallah, la porquería tóxica acumulada en pocos días por la catástrofe marina provocó úlceras, cánceres, náuseas y malformaciones genéticas en recién nacidos y, al menos, 300 muertes.


Pero las desgracias no terminan ahí. Aprovechando el desgobierno, una multitud de barcos de pesca empezó a faenar en las aguas frente al país, incluidas sus aguas territoriales. En 2005 se calculó que pescaron allí unos 800 barcos de distintos países, muchos de ellos europeos y, más específicamente, españoles. Se estima que los ingresos generados durante un año por esta pesca extranjera ilegal ascendía a 450 millones de dólares. El resultado fue la rápida disminución de unas reservas pesqueras que eran el principal recurso para las comunidades de pescadores del país, catalogado como uno de los más pobres del mundo.


Un reportaje de Al Yazira informa de que grupos de somalíes trataron de constituir un cuerpo autodenominado “Guardacostas Voluntarios de Somalia”, reuniendo dinero con el que pagar a la empresa estadounidense Hart Security, que se dedica a entrenar y formar luchadores y mercenarios por todo el mundo –y que, años más tarde, ha actuado como mediadora para el cobro de rescates en aquellas mismas aguas: ¡negocio redondo!–. Al parecer, hubo intentos de esos guardacostas voluntarios de negociar con los buques de pesca extranjeros para que dejaran de faenar o pagaran un impuesto para seguir haciéndolo, intentos que resultaron fallidos. El desenlace final fue lo que hoy se califica como piratería somalí. En un país plagado de armas, desgarrado por bandas rivales y sometido a una situación económica desesperada, un desenlace así no debería sorprender. A la vista de lo anterior es legítimo preguntarse: ¿quiénes son, en esta historia, los verdaderos piratas?


Hay en España quien propone que los atuneros españoles (que son sobre todo vascos) lleven militares a bordo para disuadir a los piratas. En el Parlamento vasco, los votos del PP y el PNV han hecho posible el pasado 8 de octubre aprobar una moción en esta línea. El Congreso ya lo había descartado meses antes arguyendo que la legislación española no lo permite. Francia sí lo permite, y hace tiempo que en el Índico los barcos de pesca franceses llevan militares a bordo. Pero esta diferencia es de detalle: ambos países lograron que el 10 de diciembre de 2008 los ministros de Defensa de la Unión Europea aprobaran la llamada Operación Atalanta contra la piratería somalí, y que se diera luz verde al envío de entre 6 y 10 buques de guerra para “garantizar la seguridad” en el golfo de Adén con el mandato de vigilar las costas de Somalia, “incluidas sus aguas territoriales”.


Estos hechos muestran que el colonialismo no sólo no ha muerto, sino que está tomando nuevos bríos. Y un nuevo aspecto marcado por la crisis de recursos naturales, en este caso la pesca. Las flotas pesqueras de los países ricos, compuestas por buques con capacidad para moverse por todos los mares del mundo, esquilman un caladero tras otro: son las principales culpables de la sobrepesca que desde hace años viene destruyendo la capacidad de regeneración de las especies marinas y preparando un colapso de las capturas a escala mundial. Las primeras perjudicadas son las poblaciones de los países pobres que dependen de la pesca local: ellas carecen de flotas potentes para pescar lejos de sus costas. El caso somalí es uno de los más sangrantes por las circunstancias políticas internas, pero no es el único.


España está recuperando sus blasones imperiales contribuyendo a empobrecer a uno de los países más pobres del mundo. Al hacerlo no sólo comete una injusticia, sino que practica una política sin futuro también para sus habitantes. Porque cuando ya no haya caladeros por explotar en ningún rincón del mundo, ¿qué harán nuestros marineros y pescadores?

Es una indignidad aprovecharse de un país desangrado por una guerra civil y luego mandar a los soldados a defender una causa indefendible que no hace más que profundizar la tragedia de ese pueblo. Y si se quiere mirar desde otra óptica, ¿cuánto nos cuesta mantener la dotación de dos buques de guerra, un avión y 395 efectivos de la Marina española que tenemos destacados en la zona?


El caso tiene su moraleja. Un país desarrollado como España no debe, tras agotar sus propios recursos pesqueros, expandirse por los mares del mundo privando a otras poblaciones más pobres de sus medios de subsistencia, porque agrava la situación de esas poblaciones y las empuja a una resistencia que desemboca en aventuras violentas y salidas militares. La solución hay que buscarla en casa, adaptándose a unos ecosistemas dañados y gestionándolos mejor (por ejemplo, con la piscicultura como alternativa a la pesca), y adoptando medidas previsoras para que nadie se quede sin trabajo y sin fuente de ingresos. Es inquietante que se esté haciendo exactamente lo contrario: optar por la huida hacia delante y por un neoimperialismo ecológico reforzado militarmente que sólo puede redundar en un empeoramiento de la situación."


*********



Esto es un añadido a la entrada original pero es que, una vez informado de qué se esconde detrás del fenómeno de la "piratería", me han llegado más voces que complementan, que dan más datos desde latitudes similares (Senegal...). Si tienes tiempo, pincha el artículo del enlace siguiente, del Periódico Diagonal, del 29 de Octubre de 2009.


Salud para ti y los tuyos.

Etiquetas: ,

11 comentarios:

Blogger izara ha dicho...

Estupenda esta información. Algo así me pensaba yo. Gracias Silvano.
Un saludo.

12 de noviembre de 2009, 0:00  
Blogger Juan Carlos ha dicho...

Acabas de dar en el clavo. Totalmente. Vamos a pescar aquí, a sacar madera ahí, a destruir manglares para que cultiven langostinos allí que luego en el primer mundo se venderá todo muy bien y los beneficios serán estupendos. ¿Que no revierte nada a donde lo explotamos? mejor, así se gana más.

12 de noviembre de 2009, 1:53  
Blogger Carlos Oroz ha dicho...

Hola Silvano, me alegra que te hayas decidido a poner este magnifico texto en el blog. Por fin alguien, se pone en la visión del otro lado. Nadie dice que no quiera la liberación de los marinos, pero también hay que entender las razones que han llevado a los supuestos piratas a estas acciones.
Siempre pasa lo mismo, así como la historia generalmente la cuentan los vencedores, también las noticias las dan en este caso los ricos.
Espero que el mundo algún día cambie.
Un saludo desde la distancia de la red

12 de noviembre de 2009, 8:44  
Blogger Juan Carlos ha dicho...

Por cierto, Silvano. Veo en tu perfil que foroérase está activo. Yo era antes de foroérase hasta que se junto con bohemia erase. ¿Sabes que hay que hacer para volver a ser autor del mismo?
Un saludo

12 de noviembre de 2009, 13:43  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Izara! Al suceder esto, me suelo preguntar la cuestión de sobre cuántas cosas, cuántos sucesos, estamos totalmente engañados a través de una desinformación perfectamente planeada...

Salud para ti y los tuyos.

12 de noviembre de 2009, 17:21  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Juan Carlos! Efectivamente, no hace falta sino mirar a la actual dinámica mercantilista con la que se desenvuelve el mundo (iniciado por el mujndo "desarrollado").

Como la perspectiva que refleja Joaquim Sempere en el escrito me pareció muy acertada, me animé a darle forma de entrada...

Salud para ti y los tuyos.

12 de noviembre de 2009, 17:27  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Carlos! Eso de que la Historia se escribe desde quienes ganan las batallas, desde el lado vencedor, es una verdad absoluta.

Para tener una visión más objetiva, más real de cualquier aspecto de la vida, sobre todo cuando el tema trata de cuestiones que afectan a la economía (tanto local como global), es bueno hacerse con un paraguas protector, dado que, en el caso de ser oído (porque una de las respuestas más utilizadas por el poder es el ninguneo discriminador), caerán sobre ti unas borrascas de impresión. Ejemplo muy cercano en el tiempo: las severas críticas que le están cayendo a Teresa Forcades por atreverse a salir a la arena pública con la información de la vacuna de la gripe...

Y decirte que para cuestiones del corazón..., no hay distancias.

Salud para ti y los tuyos.

12 de noviembre de 2009, 17:39  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Juan Carlos! Perdona que no te haya contestado en mi anterior respuesta a los dos comentarios pero llevo bastante retraso en el correo y acabo de leer este úiltimo comentario tuyo...

Como bien dices, a partir de que Foroerase se fusionó con el Bohemia, no ha habido posibilidad de elegir Foroerase para editar nada, se nos encauza automáticamente al Bohemia...

Salud para ti y los tuyos.

12 de noviembre de 2009, 18:50  
Blogger Myr ha dicho...

Impactante tu artículo SILVANO. Estoy totalmente de acuerdo.Nunca como hoy hemos tenido la posibilidad de crecer sin esquilmar a otros y de ayudar a erradicar la pobreza, el hambre y las enfermedades. Claro, si ponemos todo el empeño en promover el bien común.

Como sabes he estado de viaje este último tiempo por Brasil, Argentina y España. Después de mi espectacular descanso y reencuentro con seres queridos que han nutrido mi alma, volver a la cotidianeidad y ponerme al día con las rutinas y las lecturas de los blogs amigos, me ha tomado su tiempillo, pero ya estoy aquí nuevamente.

Sólo te dejo comentario en esta magnífica entrada, aunque haya leído todas las que pusiste este último tiempo.

Siempre es un placer leerte.
Un cariñoso saludo

17 de noviembre de 2009, 9:38  
Blogger Myr ha dicho...

PD: SOMALIA, como bien sabes, es uno de los paises en los que mayor violencia de género se comete, con la aberrante FGM, la mutilación genital femenina, cosa que esperamos se revierta tanto allí como en los otros paises que se practica.

NO puedo dejar de pensar, cuánto podríamos hacer en pro del bienestar físico, mental, emocional y espiritual de los que menos tienen.

17 de noviembre de 2009, 9:44  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Myr! Yo también, así como tú, he estado alejado del mundo bloguero (en mi caso por causa mayor de infraestructura informática). Espero que tus vacaciones las hayas podido disfrutar...

Este tema de la esquilmación de los recursos naturales del prójimo, sobre todo cuando este prójimo está inmerso en crisis, está indefenso ante el atropello internacional, es flagrante...

Hasta hace nada yo también miraba a esta gente como auténticos delincuentes (¡cómo verlo de forma!). Pero desde que leí este artículo, voy viendo otros artículos y noticias que me dan otras perspectivas que completan la visión del panorama que se está cociendo en aguas de Somalia...

Al ciudadano medio se le está desinformando de lo que pasa allí, de manera habitual. En el vídeo que se puede ver al picar este enlace (http://www.webislam.com/?idv=1886) se observa otro punto de vista, coincidente con el que muestra el artículo de la entrada.

Salud para ti y los tuyos.

17 de noviembre de 2009, 15:24  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal