Mi foto
Nombre:
Lugar: PAMPLONA, NAVARRA, Spain

Dirección de la Consulta: C/ Monasterio de Iratxe 41-1º C 31011 PAMPLONA (Tfno: 948 22 10 44)

viernes, 13 de marzo de 2009

E-330




Acabo de recibir (hace unos días) un correo con información sobre un aditivo alimentario muy frecuente en la bolsa de la compra, el E-330. Es un antioxidante muy empleado y, aparentemente, por su composición, inocuo... Es el ácido cítrico.

Creo que hay una confusión general en la comprensión de los hechos al comentarse, al hablar sobre sustancias químicas, en general. La Ciencia sólo tiene en cuenta la estructura química de las sustancias, mientras que para mí es muy importante la procedencia de dicha sustancia. Dicho de otro modo: La Ciencia nos dice que el ácido cítrico siempre será ácido cítrico, independientemente de donde provenga... Eso es cierto, verdaderamente; pero, para mí no es lo mismo ni va a interactuar de la misma manera el ácido cítrico de un limón, para más señas ecológico y de origen valenciano, que el ácido cítrico 'sintetizado' en un laboratorio químico de la siguiente manera (véase Wikipedia):



"El ácido cítrico es obtenido principalmente en la industria gracias a la fermentación de azúcares como la sacarosa o la glucosa, realizada por un microorganismo llamado Aspergillus niger. El proceso de obtención tiene varias fases como la preparación del sustrato de melaza, la fermentación aeróbica de la sacarosa por el aspergillus, la separación del ácido cítrico del sustrato por precipitación al añadir hidróxido de calcio o cal apagada para formar citrato de calcio. Después se añade ácido sulfúrico para descomponer el citrato de calcio. La eliminación de impurezas se realiza con carbón activado o resinas de intercambio iónico, se continúa con la cristalización del ácido cítrico, el secado o deshidratación y el empaquetado del producto".

Pues ..., ¿qué queréis que os diga? Prefiero el ácido cítrico que me dé el limón o la naranja de Valencia...

Y tras esta introducción, sin más preámbulos... el siguiente artículo. Evidentemente, no asumo todo lo que nos dice... Tanto lo que critica como lo que afirma, lo pongo en cuarentena..., y lo cuelgo en esta entrada para que los lectores puedan opinar...

*********


Igual les suena el número. No, no es una carretera. Es un aditivo alimentario que se encuentra en la mayoría de los productos alimentarios industriales. Y en los no industriales también; pero, como no llevan etiqueta, no lo ven. Probablemente sea el aditivo alimentario más famoso de la historia, merced a una lista que ronda por ahí de aditivos cancerígenos. Según esa lista, el E-330 es el aditivo más peligroso de todos, y provoca cáncer fulminante, hemofilia, migraña, piorrea, mal aliento, caspa y afiliaciones al PP. No, en serio, los tres primeros males se los atribuyen al E-330. De hecho, yo he visto una de esas listas negras donde se le acusaba de provocar SIDA.

Chungo, ¿verdad?

Hasta que te miras el Código Alimentario Español, y te encuentras con lo que es el E-330.

Ácido cítrico.

Si te cae en un ojo escuece como el diablo, vale, pero aparte de eso, es una de las cosas más inocuas que te puedas echar a la cara. Pero es una molécula que se oxida con mucha facilidad y además es muy barata de producir, con lo que su uso como antioxidante en alimentos está MUY extendido. Además, tiene efecto de potenciador del sabor. Para que me entiendan, cuando se le echa limón a las alcachofas o los champiñones para que al cocinarlos no se pongan negros, lo que se está haciendo es echar ácido cítrico (y limoneno, y azúcares, y alguna cosa más que tiene el zumo de limón) a chorro, con lo que se evita que se oxiden, ennegreciéndose. Y quedan más sabrosos, no sólo porque se les de un toque de sabor a limón (virtud del limoneno), sino porque el propio sabor de la alcachofa (o del champiñón, o de lo que sea) se potencia. Es más, en preparados de carne tiene un efecto anticancerígeno directo, porque, para evitar el botulismo (enfermedad MUY chunga), a muchos preparados cárnicos (especialmente embutidos, enlatados y curados, como el jamón serrano) se les añade nitritos y nitratos (que es lo único que conocemos capaz de cargarse el Clostridium botulinum, el bacilo que lo provoca). El problema es que, en contacto con proteínas (y la carne, otra cosa no tendrá, pero proteínas todas las que quieran), los nitratos generan nitrosaminas, que son fuertemente cancerígenas. Sin embargo, la presencia del ácido cítrico evita esa reacción química.

Se preguntarán entonces de dónde viene esa historia de que el E-330 es cancerígeno. Pues de mediados de los años setenta, durante una negociación de convenio colectivo de una planta de fabricación de Schweppes en Holanda. La directiva se puso farruca, y algún iluminado, para presionar, decidió robar un informe (en blanco) del hospital y rellenarlo imaginativamente, para dañar la imagen de la empresa (no, yo tampoco entiendo la lógica de esa forma de actuar, pero bueno). Y lo rellenaron de forma que pareciese un estudio hecho en el hospital sobre los posibles efectos secundarios de los aditivos que se usaban en la fábrica. El ácido cítrico se usa por toneladas en la fabricación de refrescos (que es a lo que se dedica Schweppes), y, de hecho, es, con diferencia, el más usado en esa industria. Así que fue el que pusieron como el peor de todo. Ya les digo, hasta pie de atleta provocaba. El pastel se descubrió inmediatamente (en cuanto alguien preguntó en el hospital que qué había de aquello), pero eso no evitó que la lista (fraudulenta) saliera a la luz pública, y que haya ido volviendo a salir, periódicamente, sin que nadie sepa por qué, e incluso haya ido actualizándose con nuevas enfermedades atribuibles. Una leyenda urbana más.

Lo de los aditivos alimentarios es un tema curiosón. Tienen una mala fama terrible, y sin embargo están sometidos a unos controles comparables (y, en ocasiones, superiores) al de los medicamentos. Y si alguien pretende saltarme con que son legión los casos de medicamentos que salen al mercado que arreglan una cosa pero estropean dos, o que han conseguido los permisos de fabricación empleando informes fraudulentos (no hace tanto que creo que fue Pfizer la que retiró uno porque se había visto que podía provocar daños, y que después se supo que eso ya se sabía, y que habían ocultados esos resultados en los informes médicos), que se lo ahorren. TODOS los medicamentos son perjudiciales para la salud, sólo tienen que leer los prospectos, y lo que se tiene en cuenta es que lo que arreglen tenga mayor importancia que lo que estropean. En los aditivos alimentarios, en cambio, se EXIGE que sean inocuos, o que haya, al menos, una forma de anular los efectos negativos (caso de los nitratos, al ser imprescindibles, se combinan con otro aditivo, a priori innecesario, para anular el efecto negativo). Y, cuando digo que a veces los controles son superiores, es porque la administración alimentaria tiene laboratorios propios que controlan los aditivos que se quieren poner en el mercado, mientras que la farmacéutica no, y se fía de los informes que se le presentan.

A modo de curiosidad, y para acabar, les explico. Hubo empresas fabricantes de aditivos que se quejaban de que dichos controles eran demasiado estrictos, e imposibilitaban, en la práctica, el poder poner productos nuevos en el mercado. Y, para demostrarlo, aplicaron las pruebas normativas sobre el Rojo Tomate, un beta-caroteno natural, responsable del color de los tomates maduros, y que se usa (y está aceptado) desde hace años como colorante alimentario (los productos de origen natural cuya fuente es de uso tradicional no necesitan pasar esos controles, se presupone que si los tomates no son dañinos, y eso queda demostrado porque llevan siglos comiéndose y no se ha detectado nunca un efecto pernicioso, más allá de casos de alergia, sus partes tampoco lo serán. Además, este caso es paradigmático, porque es uno de los colorantes alimentarios usados como tal, a nivel industrial, durante más tiempo, y nunca se le ha detectado ningún problema). Le aplicaron las pruebas que tendría que superar para cumplir la normativa y poder comercializarse si fuese un producto nuevo.

No las superó.

Y les pregunto, ¿se les ocurre algo más sano, natural y bueno para la salud que un tomate maduro?

*********


Lo del rojo-tomate lo dejaremos para otro día, si se pone a tiro...

Salud para ti y los tuyos.

Etiquetas: , ,

18 comentarios:

Blogger Adrisol ha dicho...

hola silvano!!!!!!!!!!

no entiendo mucho de tecnicismos, mucho menos del e-330, pero................me quedo con el limón de la planta y con el tomate bien colorado!!!
gracias por la divulgación de esta noticia tan importante para la salud humana.....
un abrazo y buen finde

14 de marzo de 2009, 4:16  
Blogger Geni ha dicho...

Gracias por informarnos,la mayoría de nosotros no sabemos realmente lo que comemos.
Creo que las vitaminas, se deben tomas de los alimentos y no como hace mucha gente, que los toma en forma de pastillitas.
Un besito,hasta pronto.

15 de marzo de 2009, 17:19  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Adriana! No hace falta entender mucho de tecnicismos, como apuntas en tu comentario.

Si observas en la sección de ingredientes en el etiquetado de los alimentos, puedes ver cómo, aparte de los productos base de cada alimento, hay una serie de sustancias que aparecen habitualmente con un número (E-330 en el caso del ácido cítrico). Son los aditivos que 'permiten' que el alimento 'sobreviva' en condiciones de buen aspecto, que tenga buena presencia, sabor... (y lo que se te ocurra). Pero todo ello se produce por la interacción de estos químicos de laboratorio con el alimento base...

A veces (casi siempre), detrás de un tomate de esos rojos preciosos que comentas, hay un sinfín de productos químicos...

El organismo que ingiere esos productos no se ve libre de la interacción química que posee el producto, por lo que potencialmente puede provocar (y así lo hace, habitualmente) cualquier desmán en nuestra fisiología, que por no ser excesivamente grave, se da por no acontecido...

Salud para ti y los tuyos.

16 de marzo de 2009, 13:02  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Geni! Comparto tu opinión. Además, el alimento natural nos hace tomar contacto con toda su riqueza (sabor, aroma, todo su circuito vital) hasta que ha estado listo para ser aprovechado por el ser humano.

Por todo ello, evidentemente, es necesario consumir productos autóctonos, de la región donde habitamos, por la cercanía del productor al consumidor, y la consecuente ausencia de conservantes...

¿Por qué comer naranjas, tomates, lechuga..., durante todo el año? Satisfacer estos caprichos del ser humano lleva consigo adulterar los alimentos, hacerlos crecer en condiciones artificiales, a base de sustancias químicas...

Salud para ti y los tuyos.

16 de marzo de 2009, 18:50  
Anonymous FIN4LSH4RE7 ha dicho...

SI MUCHAS GRACIAS POR TU OBSERVACION
SOMOS UNA BOMBA QUIMICA Y TODO LO
QEU COMEMOS ESTA LLENO DE CONSERVANTES Y PRESERVANTES SI ENSANCHADORES ACIDOS QUE LE PONEN A LAS HARINAS PARA QUE EL PAN SE VEA MAS ESPONJOSO Y BONITO TODO ELLO ES CANCERIGENO Y POR ESO TANTA GENTE ESTA ENFERMA NO SOLO DE CANCER SINO DEL CORAZON DEL HIGADO Y OTRA MILES DE ENFEMEDADES MAS SOMOS LO QUE COMEMOS Y LO QUE PENSAMOS ESO ES UN HECHO GRACIAS VE MI CANAL SI www.youtube.com/fin4lsh4re7 bienvenido

15 de noviembre de 2009, 0:54  
Anonymous Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, FIN4LSH4RE7! Gracias por tu comentario. Sí que estamos inmersos en una "cultura" que nos separa cada vez más del alimento natural como base de nuestra organización corporal...

Hoy en día es muy difícil hacer buenas elecciones en la cesta de la compra si no tienes conciencia del valor de los alimentos sin tóxicos.

Ya he visto alguno de tus vídeos. Vibro en sintonías similares. Para dar una respuesta eficaz a este mundo, a este planeta, a la Humanidad..., es necesario despertar del letargo al que nos han imbuido a lo largo de la Historia.

Salud para ti y los tuyos.

17 de noviembre de 2009, 14:45  
Blogger duendi ha dicho...

prefiero los tomates de la huerta de mi padre,y los poducto naturales,contra menos mierdas mejor.
q bastante mierda me entra con lo q respiramos en la calle

29 de marzo de 2010, 16:38  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Duendi! Comparto tu gusto. Los tomates que salen en mi pequeñísima huerta salen riquísimos...

Salud para ti y los tuyos.

29 de marzo de 2010, 19:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por colaborar por el pueblo unido.
Sepas usted que porque estoy afiliado en el pp y me preocupan los españoles he dado con tu post, para en vez de discutir de mierdas y subnormalidades , hablar sobre aditivos cancerigenos, materiales cancerigenos, métodos alternativos al cancer naturales y no agresivos y diverso paquete de medidas de cara a las próximas elecciones. La próxima vez que quieras hacerte un chiste recuerda que nunca nadie mirara por su prójimo que un patriota hasta la médula.
el autor Barry Lynes, Quien escribió un libro acerca de Rife con su el título en inglés: "The Cancer Cure That Worked" (la cura al cáncer que funciona). El libro afirma que el dispositivo "beam ray machine" funciona y cura el cáncer, pero que todos los descubrimientos fueron censurados en la década de 1930
Pd. Denuncie que la fuente de su barrio no funciona.

11 de noviembre de 2010, 0:25  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, "anónimo"! Agradezco tu comentario pero no acabo de entender lo del chiste...

Es claro que en el capítulo de las soluciones a los grandes problemas sanitarios de la población no están todos los que son y tampoco son todos los que están...

A las fuentes de poder, que ingresan grandes sumas de beneficios a través del montaje actual de la sanidad, en absoluto les interesa que la cosa cambie, por l que van a hacer lo imposible para retrasar la puesta en práctica de otro tipo de soluciones...

Salud para ti y los tuyos.

11 de noviembre de 2010, 10:00  
Anonymous migueltesorillo ha dicho...

Vamos por partes en COU biologia me aprendi de memoria el ciclo de Krebs, a ver si dije bien la palabra inglesa, y uno de los productos de ese ciclo es el ácido citrico.
El ciclo de Krebs sirve para descomponer azúcares en energia.

16 de julio de 2011, 20:48  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, migueltesorillo! Tienes toda la razón en cuanto a que el ácido cítrico es una de las sustancias participantes del ciclo de Krebs en nuestras células.

Lo que no entiendo es qué quieres decir con ello..., en relación con el contenido de esta entrada en la que muestro la utilización del ácido cítrico como aditivo alimentario muy común en los productos de las estanterías de las tiendas.

Salud para ti y los tuyos.

18 de julio de 2011, 18:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Haber sida es imposible que provoque por favor si poneis un comentario ilustraros un poco, el E330 provoca cancer pero el sida es una cosa totalmente distinta y ese compuesto no lo provoca y para remate me a mantado lo del PP que tenemos 5millones de parados un poco de respeto que el pp es el unico que puede arreglar esta situacion y no los borricos del psoe

21 de julio de 2011, 11:38  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, anónimo! No veo que en ningún comentario nadie haya afirmado que el E-330 provoque SIDA...

Por otro lado, sería mejor utilizar este espacio para comentar sobre el contenido de la entrada o sobre alguno de los comentarios emitidos anteriormente, y no para introducir cuestiones que nada tienen que ver con ello, por ejemplo, tu pertenencia a un determinado grupo político.

Salud para ti y los tuyos.

21 de julio de 2011, 12:56  
Anonymous Alvaro ha dicho...

Después de leer todo, no llego ni por asomo a ninguna conclusión clara, con tantas divagaciones... ¿Debemos evitar el e330? ¿Es si o no cancerígeno?¿de ser así donde están las fuentes y las pruebas? ¿son todos los aditivos perjudiciales, sean o no artificiales? ¿hay manera de saber cual es cual y qué hacen? ¿Hay alguna fuente independiente y objetiva que diga de una vez algo concreto,sin ambiguedades y no cosas al azar? así y tantas preguntas a la hora de hacer la compra...Desde luego, para todos aquellos que no tenemos una mágica huerta a domicilio ni tenemos al alcance lugares donde comprar productos ecológicos, pues supone un problema. Cuando no volverse loco. Dejo constar tampoco me agrada la idea de meterme toxinas en el cuerpo y descubrirlas x años despues,lo cual pareceme inevitable.

9 de septiembre de 2011, 15:33  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Álvaro! La intención al publicar esta entrada no era sentar cátedra. Sólo era un comentar sobre la situación del uso del aditivo E-330 y, en general, de todos los demás.

Es labor de cada cual ocuparse de ver cómo vive el tema de la alimentación e intentar acercarse hacia un modelo más saludable.

No podemos esperar que desde instancias administrativas se nos haga este trabajo. Está claro que no están por la labor.

No se trata tampoco de infundir miedo o paranoias a la hora de comprar alimentos. Sólo trato de generar consciencia en el desconocimiento de lo que realmente comemos y de que somos la propia población quienes tenemos en nuestra mano (con más o menos facilidad) el poder modificar esta dinámica en la que nos movemos, la mayor parte de ocasiones, empujados por el automatismo, la inercia.

Salud para ti y los tuyos.

10 de septiembre de 2011, 11:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Son muchos los desastres fisiológicos que estos saborizantes producen, y mucho mas en los niños menores de 8 años. Es por esto que en muchos países se ha obligado a las empresas a escribir en negrita el nombre de estos ingredientes, pero aún no así la cantidad.
Si bien la OMS ha establecido un nivel en donde estos colorantes son "inofensivos", es casi imposible en el consumo diario de alimentos ingerir por debajo ese nivel. Como podemos observar en lo que consumen los niños.
En el colegio, va al almacén o kiosko y compra una bebida de fantasia, también llena de estos colorantes y no solo eso sino un sinnumero de golosinas para todos los gustos. En las siguientes horas ese niño seguirá consumiendo más de estos químicos y envenenando su cuerpo inconcientemente.

8 de noviembre de 2011, 23:45  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, "anónimo" (8 Nov)! Es la triste realidad de lo cotidiano: infantes que consumen a diario sustancias de alto contenido tóxico, y que los padres compran con total normalidad e inconsciencia...

Salud para ti y los tuyos.

9 de noviembre de 2011, 3:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal