Mi foto
Nombre:
Lugar: PAMPLONA, NAVARRA, Spain

Dirección de la Consulta: C/ Monasterio de Iratxe 41-1º C 31011 PAMPLONA (Tfno: 948 22 10 44)

lunes, 6 de diciembre de 2010

Curso de Astrología


A través de esta entrada del blog quiero anunciaros que, en fechas próximas, voy a dar comienzo a un Curso Básico de Astrología. La Astrología ha sido, desde tiempos inmemoriales, una fuente de la que han bebido todos los grandes sabios, personas que abarcaban todo el conocimiento del Ser Humano. Y esto ha ocurrido en todas las culturas antiguas, no sólo en la nuestra (Astrología China, Astrología Maya y otras también precolombinas, Astrología Védica...).

Ese tipo de persona que conocía de primera mano los entresijos del Ser Humano, de la Naturaleza y del Universo, ya es muy difícil encontrarla hoy día, al estar viviendo una época en la que el conocimiento está totalmente fragmentado, dividido en súper-especialidades.

Esto es muy evidente en el ámbito de la Medicina, área del saber donde el que sabe de hígados no sabe de huesos, y al que sabe de intestinos, no le preguntes sobre bronquios o inmunidad. Este desquiciamiento en la separación ha llegado a tal punto que ya hay especialistas de cosas minúsculas, de un tipo de patología concreta, no de un órgano sino ya de un solo tipo de célula...


En la antigüedad, el conocimiento de la Astrología contenía la Astronomía, o al revés (para que los astrónomos no se enfaden)... Quiero decir con esto que el Astrónomo, la persona que miraba hacia el Cielo, no sólo admiraba y predecía los movimientos planetarios, eclipses, etc, sino que observaba la interacción de dichos fenómenos detectados en la vida de las personas y sus actuaciones en la vida cotidiana.

Con el paso de la Edad Media, en la época oscura, este aspecto del conocimiento tuvo que guarecerse en el mayor de los secretos pues fue desacreditado y demonizado..., y ya sabéis cómo las gastaban entonces con los atrevidos a desmarcarse de las líneas oficiales. Sobre todo cuando la información favorecía una posible fuente de poder (la información genera poder, igual que ahora).

Se dice que la Astrología se basa en una falsa teoría sobre la realidad de los cuerpos celestes, el Geocentrismo, el considerar que todo el Universo se movía alrededor de la Tierra, y ésta fue una de las causas por las que le apretaron las tuercas al bueno de Galileo Galilei, defensor de la teoría Heliocéntrica desde sus observaciones repetibles por cualquiera que lo intentara...


Yo sigo pensando no que la Tierra sea plana ni que el Universo gira alrededor de la Tierra, sino que Universo gira alrededor del Ser Humano"..., evidentemente desde la perspectiva de la persona que observa el Cielo (el Sol, la Luna, los astros celestes giran alrededor de mí cuando me tumbo en la era del pueblo y miro hacia arriba). Desde la óptica del Ser Humano, somos los reyes de la Creación y todo lo visible está dispuesto de cara a nuestro servicio...

Ni que decir tiene que los grandes señores (reyes, grandes nobles, jerarcas de la Iglesia...) tenían a buen recaudo a sus consejeros astrólogos... El pueblo no podía ni siquiera hablar sobre el tema pero el Poder utilizaba la información que se desprendía de estas personas.

En estos momentos de la Historia del Ser Humano, todas estas cuestiones "ocultas" han salido "del armario" y, hoy en día, la sección del Horóscopo suele ser la sección más vista de las publicaciones escritas. Aprovecho un inciso para aconsejaros que no leáis semejante bazofia, dado que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia...


Para hablar sobre el Horóscopo de cada cual hay que profundizar en la información personalizada de cada un@. No hay un destino único para los habitantes de cada signo zodiacal. La cosa es más compleja de lo que parece..., pero no tan difícil de englobar.

Por eso, mi intención de ofrecer una oportunidad de acceder a este conocimiento antiguo que nos facilita nuestro acercamiento a ser como hemos venido a ser. Yo no creo en el predeterminismo como telón de fondo de nuestra existencia. No tendría ningún aliciente vivir si todo estuviera determinado previamente, si sólo fuéramos esclavos del destino aciago...


Pero sí que creo que hay un Orden Universal en el que tod@s estamos insert@s. Los sucesos ocurren, los fenómenos (resonantes con los cuerpos celestes que giran de una manera ordenada y predecible) acontecen..., pero es la persona quien debe vivir su vida, tomar sus decisiones, generar sus actitudes, en total libertad.

En suma, la Astrología nos ayuda a centrar nuestra atención en nosotr@s mism@s de cara un cada vez mayor autoconocimiento. A partir de ahí, ya depende de cada un@ las decisiones que quiera tomar, cómo quiera encauzar su vida. Si la cosa va bien y la persona utiliza de manera adecuada su herramienta, la vida será fructífera; si no..., también la Astrología Médica nos indica cómo, hacia dónde pueden encauzarse sus tensiones, sus desequilibrios..., generando enfermedad.


Tod@s tenemos unas predisposiciones naturales..., pero nadie nos obliga a activarlas. Sólo depende de nostr@s mism@s.

Para una información más concreta sobre mi propuesta de Curso Básico de Astrología (pero suficiente como para saber cómo interpretar una Carta Astral), podéis ver el archivo de más abajo. Lo único que quiero destacar es que para este Curso no es necesario ningún conocimiento previo.



Si quieres abrir el telón del autoconocimiento..., ¡anímate!


PD: Dado el escaso interés que el Curso ha generado, pospongo su inicio hasta la fecha indicada para el mes de Enero (22-23). Las personas que quieran incorporarse al Curso, pueden hacerlo contactando conmigo a través del correo electrónico o en el número de teléfono del perfil.

Salud para ti y los tuyos.

Etiquetas: , , , ,

2 comentarios:

Blogger Cornelivs ha dicho...

Me reintegro a mi ritmo normal, amigo. Ya estoy aqui de nuevo.

Saludos.

6 de diciembre de 2010, 23:45  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Cornelivs! Bienvenido...

Salud para ti y los tuyos.

7 de diciembre de 2010, 0:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal