Mi foto
Nombre:
Lugar: PAMPLONA, NAVARRA, Spain

Dirección de la Consulta: C/ Monasterio de Iratxe 41-1º C 31011 PAMPLONA (Tfno: 948 22 10 44)

lunes, 20 de diciembre de 2010

Solsticio de Invierno


Durante el tiempo que me ha costado editar esta nueva entrada, hemos caído en el día del Solsticio de Invierno en el Hemisferio Norte del planeta Tierra, donde yo me encuentro en estos momentos.

Para quien no esté al tanto de lo que esto quiere decir, señalar que el año se divide, desde el punto de vista astronómico en dos partes: una que comienza en el Solsticio de Invierno (tal como ahora, hacia el 21 de Diciembre de cada año) y acaba hacia el 21 de Junio, Solsticio de Verano; y otra que se inicia en el Solsticio de Verano y finaliza en el Solsticio de Invierno. Para leer algo más sobre este fenómeno, por ejemplo, podéis entrar en esta página.

¿Y eso qué?, preguntarán muchos. Pues para responder a esta pregunta, utilizaré el saber que encierra la Astrología. En la ciclicidad del año, hay dos grandes etapas: una en la que el Sol, nuestro astro rey, inicia su reinado sobre la faz de la Tierra, y le dice al Imperio de las Tinieblas allí a finales de Diciembre... "aparta que voy...".

Y es que desde el punto de vista energético, es un momento del año crucial de advenimiento de un nuevo ciclo, de un renacimiento de la vida (que estaba "oculta" en medio de la Naturaleza). Y no es coincidencia que el cristianismo pusiera a finales de Diciembre la fecha del nacimiento del Cristo. Son unas fechas en las que los antiguos pobladores de la Tierra, adoradores del Sol como astro rey, celebraban la nueva venida de su Poder.


Esta etapa de crecimiento del Sol toca a su fin cada año, como decía anteriormente, hacia el 21 de Junio, fecha coincidente con otra celebración cristiana que tiene conexión con ritos anteriores a nuestra religión oficial: San Juan y las hogueras. Es la fecha en la que se celebra el poderío del fuego (del Sol), capaz de quemar lo que no sirve, lo que deseamos apartar de nosotros, para afrontar la nueva etapa que nos acercará a la oscuridad de nuestro interior...


Es curiosa la correspondencia del Solsticio de Invierno con el finalizar y el comenzar un nuevo ciclo, y lo que se viene oyendo y leyendo por doquier sobre el 2012 y su Solsticio de Invierno. En esa fecha el calendario maya da por terminado todo un ciclo temporal de 5.125 años, el ciclo de la civilización actual, pero también se completa otro de unos 26.000 años... (demasiado para mis pobres neuronas hacerme una idea de toda esa cantidad de tiempo).


El caso es que estamos viendo cómo esa fecha "fatídica" se ve envuelta entre ideas de destrucción, catástrofes..., pero eso no tiene razón de ser. En absoluto. Los mayas no dijeron eso sino que se acababa un ciclo..., para abrirse otro. Es interesante observar cosas como las que nos muestran cómo ya mismo, desde el centro de la Galaxia (la Vía Láctea), están emitiéndose una gran cantidad de radiaciones (X y Gamma) que abarcan unos 25.000 años luz hacia el lado "superior" y otros 25.000 años luz hacia el lado "inferior", para hacerme entender. Justamente cuando nuestro Sol está acercándose, metiéndose literalmente, diría yo, en el plano central de la galaxia...


Acabo de recibir un mensaje de mi amiga Lourdes (gracias por compartir) en el que se da cuenta de lo interesante de aprovechar este Solsticio de cara a favorecer un proceso de desarrollo, de transformación del Ser Humano y de la Tierra. Y es que este proceso del 2012 no es algo que ocurrirá en esa fecha del 21 de Diciembre, no.

En todo proceso astrológico (y astronómico también, claro está), debe tenerse en cuenta lo que se conoce como "orbe", que es el tiempo en el que un fenómeno causa interferencia en el observador del fenómeno. Y en los procesos que duran miles de años, su orbe, cuando menos, son unos cuantos años (10, 20, 50...). Eso quiere decir que estamos viviendo ¡¡¡YA!!! el fenómeno del 2012.

¿Y cómo sería interesante vivirlo? Pues, lo más conscientemente que podamos... Actualmente sabemos, a través de la mecánica cuántica y de sus posteriores desarrollos, que el observador marca la realidad desde su posición de observador. Creamos, todos nosotros, la realidad que estamos viviendo y la que vamos a tener que vivir.

Recientemente escribí una entrada que hablaba sobre esto mismo, y es que es algo que está entre nosotros, lo veamos o no, seamos conscientes de ello o pasemos por alto dicho fenómeno. ¿Cómo sería interesante vivirlo?, pregunto de nuevo: intentando vivir en presente el estado que me gustaría vivir tras ese cambio.


¿Cómo hacerlo? Ya hay experiencias compartidas por todo el mundo que centran su atención en estas fechas... Una forma sería sentarnos en un lugar tranquilo, sin ruidos ambientales, solos o en compañía, pero en silencio. Y desde ese contacto íntimo con nuestro Ser, seamos creyentes o no, da lo mismo..., emanar desde nuestro corazón todo el amor que seamos capaces de vivir. Podremos utilizar recuerdos de situaciones ya vividas o si tenemos capacidad de visualizar, podremos construir un mundo idílico a nuestro alrededor. No se trata de generar un pensamiento, aunque eso sólo ya sería interesante, constructivo, sino de emitir vibración emocional (mucho más potente en campo electromagnético que el pensamiento) utilizando frecuencias amorosas, la mayor fuerza sanadora de todo lo que podamos experimentar...

Si somos capaces de mantenernos unos minutos en esa sintonía, habremos puesto nuestro granito de arena en este proceso colectivo de transformación. Evidentemente, si al día siguiente salimos a la calle cargándonos a quien se nos cruce por el camino..., no habrá servido de mucho (je-je), pero sí que nos puede quedar ese regustito de sentirnos bien dentro de nosotr@s mism@s para seguir poniendo granitos de arena cada día (o cuando nos acordamos o nos apetezca...), a la espera de que el Ser Humano "despierte" de su amnesia colectiva en esta vida que "nos han construido" para ser esclavos cuando, en realidad, somos de la misma esencia lumínica que ese gran astro que un día de estos, año tras año, comienza su ciclo de Poder.

Salud para ti y los tuyos.

Etiquetas: , , , , , ,

10 comentarios:

Blogger Cristina ha dicho...

Bonita entrada.
¡Feliz Solsticio!

21 de diciembre de 2010, 14:12  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Cristina! Lo mismo te deseo...

Salud para ti y los tuyos.

21 de diciembre de 2010, 17:01  
Blogger Muskilda ha dicho...

CREACIÓN DE LA NUEVA REALIDAD A TRAVÉS DEL PENSAMIENTO CONSCIENTE Y EL SENTIMIENTO

En los primeros años del siglo 21, los científicos confirmaron la existencia de un campo de energía que nos conecta con todo en nuestro mundo.

Se le han atribuido nombres como: El Holograma de Quantum, El Campo, La Matriz Divina, La Mente de Dios.

Las investigaciones han demostrado que, a través del conducto de esta energía, los sentimientos, creencias y oraciones dentro de nosotros, cambian el mundo que nos rodea.

Experimentos científicos demuestran cómo se interrelacionan los sentimientos, las emociones y los pensamientos en la creación de la realidad.
Gregg Braden es un reconocido autor y científico visionario, ingeniero diseñador de Sistemas de Computación aeroespaciales y Geólogo.


Según él, solo son necesarias 8.000 personas emitiendo un sentimiento de paz y amor en el mismo momento, para instaurar la paz en toda la Tierra.

LA PROPUESTA

EL MARTES 21-12-2010 A LAS 21:12 horas, 8.000 PERSONAS NOS SENTAREMOS EN UN LUGAR TRANQUILO DE NUESTRA CASA DONDE NO PODAMOS SER MOLESTADOS Y GENERAREMOS SENTIMIENTOS DE PAZ, AMOR, ABUNDANCIA Y GRATITUD USANDO NUESTRA IMAGINACIÓN Y NUESTROS RECUERDOS.


BUSCAREMOS EN NUESTRO ARCHIVO BIOLÓGICO DE LA MEMORIA, EXPERIENCIAS QUE NOS HAYAN HECHO FELICES, MOMENTOS EN LOS QUE HAYAMOS DISFRUTADO DE ABUNDANCIA ECONÓMICA (SI NO LOS TIENES, IMAGÍNATELOS), LA CHISPA DEL ENAMORAMIENTO, EL SENTIMIENTO DE GRATITUD HACIA ALGUIEN.


NOS RECREAREMOS EN ELLOS HASTA QUE LOS TRAIGAMOS AL PRESENTE Y LOS SINTAMOS CON LA MISMA FUERZA QUE EN EL PASADO.


LOS MANTENDREMOS DURANTE 3 MINUTOS.

DÍA 21 (2+1=3)
MES 12 (1+2=3)
AÑO 2010 (2+1=3)

Los cambios que veas, son los que habrás creado tú con tu atención e intención. No hace falta que dirijas los sentimientos a nadie ni a nada, la energía sabe perfectamente dónde ir. Tú solo concéntrate en generar sentimientos de paz, amor y abundancia. El campo electromagnético de tu corazón se expandirá e irá tocando los campos de otros corazones... como las ondas que se forman en el agua.

Cuando se encuentre con otro campo emitiendo en la misma frecuencia que tú, se conectarán por resonancia y crearán un campo más fuerte y más grande que irá creciendo y envolviendo el espacio a su alrededor.

El amor es energía bio-electromagnética. Bio porque es vida, eléctrica porque se expande y magnética porque crea un campo de fuerza que atrae.

Cada onda es un fractal (patrón geométrico repetitivo) que contiene la totalidad de la información, con lo cual no pierde fuerza sino que se replica y se intensifica.

El campo eléctrico del corazón es 60 veces más grande que el del cerebro y el campo magnético, 5.000 veces más fuerte. Así que crear con el corazón es mucho más efectivo que crear con la mente.

21 de diciembre de 2010, 18:01  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Muskilda! Tal y como te he respondido en Facebook, decir que el contenido de tu comentario lo recibí por diversas vías, y lo que he intentado es montar una entrada más mía, uniendo informaciones que convergen con el tema.

Salud para ti y los tuyos.

21 de diciembre de 2010, 18:26  
Blogger Cornelivs ha dicho...

Sin tiempo para leerte,amigo, disculpame.

Te deseo lo mejor en estas fechas.

Y suerte mañana en el sorteo...

Un abrazo.

21 de diciembre de 2010, 22:24  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Cornelivs! Por lo menos tú pasas aunque sea a saludar...

Feliz Solsticio (Navidad).

Salud para ti y los tuyos.

21 de diciembre de 2010, 22:38  
Blogger AgatSaraswati ha dicho...

¡Felices Saturnales,Silvano! Y que el Poder de la Luz, haga brillar lo más profundo de nuestra oscuridad.
¡Un Fuerte Abrazo!

21 de diciembre de 2010, 23:35  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, AgatSaraswati! Lo mismo te deseo a ti. Está claro quién puede entre la luz y la oscuridad, ¿no?

Éste constituye uno de los mejores ejemplos en los que se puede ver, en nuestra miope mirada a la realidad, cómo la polaridad en la que estamos (luz-oscuridad) puede trascenderse...

Salud para ti y los tuyos.

22 de diciembre de 2010, 9:59  
Blogger Jurema ha dicho...

Hola amigo Silvano!
Muy interesante lo que explicas, lo repasaré con calma.

No por la lejanía te he olvidado.
Te deseo lo mejor hoy y el resto del año.
Besos

24 de diciembre de 2010, 16:57  
Blogger Silvano Baztán ha dicho...

¡Hola, Jurema! Compartiré contigo tus deseos para este nuevo año.

Gracias por estar ahí.

Salud para ti y los tuyos.

27 de diciembre de 2010, 21:37  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal